Federico.jpg
Federico Molero Giménez
Federico Molero Giménez
, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, Doctor en Física e inventor. Nació en Almería en 1908 y murió en Madrid en 1969 a los 61 años de edad.
Fue pionero en la investigación y desarrollo de la energía solar. Durante la Guerra Civil, tuvo un lugar destacado en la defensa de Madrid, puesto que dirigió los trabajos de fortificación y el abastecimiento de agua de la ciudad. Durante la Dictadura fueron silenciados sus trabajos y descubrimientos científicos.
Fue un personaje sobresaliente: por la mezcla de persona de acción con su vertiente de ingeniero de obra pública a la que sumó la vertiente científica como pionero en la investigación sobre energía solar”.

Familia
Fue hijo único del matrimonio entre Federico Molero Levenfeld y María Giménez García. Su padre que era ingeniero militar, falleció cuando tenía 32 años y dejó huérfano al niño. Era sobrino del también ingeniero José Molero Levenfeld. Se casó con María Luisa Bravo y tuvieron una hija. Su yerno José Manuel Naredo es economista y estadístico, estudioso y divulgador de la economía ecológica en España. Es premio Nacional de Economía y Medio Ambiente.
Formación
Su abuela lo llevó a Madrid y allí estudió en el Colegio del Pilar, aprendió idiomas y se tituló como Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos.Estando en el exilio en Rusia, se doctoró en ciencias físicas con la tesis: Utilización de la energía solar para la obtención de vapor de parámetros industriales, que defendió en 1944.En 1934, la Junta de Ampliación de Estudios lo becó para que fuese seis meses a Denver (Estados Unidos) a inspeccionar obras hidráulicas.
Funcionario técnico
En 1931 ingresó en el escalafón de la Dirección General de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas. Trabajó en Almería y en la Confederación Hidrográfica del Guadarrama.
Segunda República
Al proclamarse la II República Española, en 1931, residía en Almería y militaba en el Partido Republicano Radical Socialista y en junio de 1931, en el Salón Hesperia, presentó brillantemente a la almeriense Jimena Quirós Tello, primera almeriense en alcanzar el doctorado en Ciencias. Aparte de su trabajo técnico publicó artículos en la prensa local y en 1933 ingresó en el Partido Comunista (PCE).A la salida de un mitin al que acudieron las sociedades de socorro obreras y los sindicatos de Barrileros y Esparteros, fue detenido por liderar una manifestación no autorizada. Durante meses padeció prisión sin estar acusado de cargo alguno.
Guerra Civil
La Guerra Civil sorprendió al matrimonio en un balneario en Sobrón (Burgos) y regresaron rápidamente a Madrid, poniéndose al servicio del las autoridades republicanas.Fue contratado para duplicar la traída de agua del Canal de Isabel II, entonces llamado Canales del Lozoya, hacia Madrid, gracias a lo cual los madrileños pudieron soportar los años de asedio que padeció la capital.Creó el primer arrastre en Navacerrada para subir a La Bola del Mundo, pico de 2.265 metros de altura, que fue usado durante la guerra, para subir obuses a la batería de la cumbre.Destacó en la defensa de Madrid como jefe de fortificaciones, llegando a tener 30.000 personas trabajando a su cargo. Los ataques promovidos por Molero a través de las infraestructuras subterráneas cogieron por sorpresa a los sublevados no pocas veces durante la defensa.
Exilio
Molero emigró a la Unión Soviética (URSS) cuando cayó Madrid y allí se doctoró en ciencias físicas con la tesis Utilización de la energía solar para la obtención de vapor de parámetros industriales, que defendió en 1944.
Relevancia tecnológica
Energía solar.jpg
Espejos parabólicos para energía solar.

En la URSS fue nombrado director del Instituto de Energía Solar de la Academia de Ciencias.Diseñó unos discos parabólicos —como los actuales— que concentraban la radiación solar en un punto.Según consta en el libro La electricidad termosolar. Historia de un éxito de la investigación, coordinado por el entonces catedrático de Termodinámica de la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla Valeriano Ruiz. Molero desarrolló técnicas que permitieron usar la energía solar para el riego de grandes zonas de la URSS. Puso en marcha un laboratorio avanzado de energía solar y fue el responsable del "diseño de una caldera solar para la producción de vapor recalentado a partir de la energía concentrada por paraboloides de revolución sobre rodillos".Cuando la URSS apostó por el petróleo y el carbón como fuentes de energía, las grandes presas y la energía nuclear, decayó el interés por los proyectos de Molero, quien pasó a dirigir obras hidráulicas e ingeniar cómo defender las costas y nuevas técnicas para mejorar el hormigón.
Regreso a España
En 1966 volvió a España durante unos meses y en 1968 regresó de forma definitiva y se instaló en Madrid, donde se embarcó en el proyecto del trasvase Tajo-Segura.Antes de morir en 1969 había montado un taller grande en Vallecas para desarrollar una de sus patentes, que permitía hacer canales de gran sección con una base prefabricada.
Volver a la página de inicio
Fuentes
Federico Molero Giménez. elalmería.es
El ingeniero que domó el sol. El Pais
Editor: Feliciano Robles