salmeron-alonso-pq.jpg
Nicolás Salmerón Alonso
Nicolás Salmerón Alonso
, político, filósofo y catedrático. Nació en Alhama de Almería (Almería) en 1838 y murió en Pau (Francia) en 1908 a los 70 años de edad.
Fue por breve tiempo presidente de la Primera República Española en 1873, cargo al que renunció alegando problemas de conciencia ante la firma de unas condenas a muerte.Fue estudioso de las teorías de Krause, que inspiraron a la Institución Libre de Enseñanza. Está considerado una de las figuras intelectuales y políticas más relevantes del siglo XIX español.
Familia
Su padres se llamaban Francisco Salmerón López, y Rosalía Alonso García, el padre ejercía de médico en el pueblo y era conocido por la convicción de sus ideas liberales. Su madre murió muy joven y su crianza pasó a mano de sus rígidas hermanas. Su hermano mayor, Francisco Salmerón, fue un gran jurista y diputado y llegó a ser ministro de Gracia y Justicia y de Ultramar.Su esposa, Catalina, intentó darle el cariño que no había recibido en su infancia.Cinco hijos de Nicolás Salmerón tuvieron un protagonismo destacado en el primer tercio del siglo XX y, en especial, durante la Segunda República. Nicolás fue diputado por el Partido Radical Socialista; Pablo fue presidente del Tribunal de Cuentas; José fue director general de Obras Públicas y dirigente de Izquierda Republicana; Exoristo fue un famoso dibujante y caricaturista; y Catalina se convirtió en una líder del movimiento feminista.
Formación
Estudió el bachillerato en el Instituto de Segunda Enseñanza de Almería (fundado en 1845, perteneció a la primera promoción del Instituto que hoy lleva su nombre), donde obtuvo el título de bachiller en Bellas Artes. Con posterioridad cursó los estudios de Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad de Granada, en la que trabó amistad con Francisco Giner de los Ríos y Julián Sanz del Río.
Docencia
En 1859 fue nombrado profesor auxiliar de filosofía del instituto San Isidro de Madrid, y en 1860, obtuvo plaza como profesor auxiliar en la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Central de Madrid.En 1864, tras obtener el doctorado, ganó la cátedra de Historia Universal en la Universidad de Oviedo, aunque no ocupó la plaza porque permaneció en la Central de Madrid hasta que en 1866, obtuvo la cátedra de Metafísica en la misma.
Krausismo
Desde muy joven conoció el krausismo que le influyó decisivamente en su vida posterior, hasta que evolucionó hacia el positivismo.
Militancia política
Perteneció al Partido Democrático, publicó diversos artículos políticos en los diarios La Discusión y La Democracia, fue detenido durante el reinado de Isabel II en 1867 por sus ideas políticas junto a Pi i Margall entre otros, permaneciendo cinco meses preso.
Revolución de 1868
Con la Revolución de 1868 fue liberado y se trasladó a Madrid, siendo repuesto en la cátedra de la que había sido separado y participó en las juntas revolucionarias.En 1871 fue elegido diputado a las Cortes Generales por la provincia de Badajoz. Partidario del republicanismo, fue defensor de un modelo unitario frente a la tesis federalistas y un activo luchador del Sexenio Democrático. Su conocida posición en defensa de la extensión de la democracia le llevaría a defender en 1871 la legalidad, dentro de la Constitución de 1869, de la Primera Internacional y el derecho de los obreros a asociarse libremente.
Primera República
Alegoría_I_República_Española.jpg
Alegoría Primera República Española. Commons

Durante la Primera República, fue ministro de Gracia y Justicia. Como ministro había decretado la separación entre la Iglesia y el Estado, la inamovilidad de los funcionarios públicos y una reforma penitenciaria.Tras la dimisión de Pi y Margall, las Cortes Constituyentes le nombraron Presidente del Poder Ejecutivo el día 18 de julio de 1873. La situación que tuvo que afrontar fue especialmente crítica, debido a los conflictos cantonales, lo que le llevó a rescatar de la reserva a diversos militares, como los generales Arsenio Martínez Campos (reconocido monárquico) y Manuel Pavía (de tendencia radical).Los cantones de Sevilla, Valencia y Cádiz cayeron en manos gubernamentales y, aunque las tropas cantonalistas de Cartagena se hicieron con un triunfo al tomar Orihuela, pronto fueron vencidos en Chinchilla y replegaron su avance.El 7 de septiembre de ese mismo año, Salmerón presentó la dimisión de su alto cargo, alegando problemas éticos, porque se negó a ratificar con su firma las condenas a muerte de unos militares que habían sido juzgados, en Consejos de Guerra, por colaborar con los cantonalistas.Enseguida fue elegido Presidente del Congreso de los Diputados. Los enfrentamientos con su sucesor, Emilio Castelar, coadyuvaron involuntariamente al golpe de Estado del general Pavía que, con el de Arsenio Martínez-Campos el 29 de diciembre de 1874, dieron lugar al fin de la primera experiencia republicana.
Restauración borbónica y exilio
La Restauración borbónica en el rey Alfonso XII, auspiciada por el político conservador Antonio Cánovas del Castillo, privó a Salmerón de su cátedra en la Universidad Central.Por ello se vio obligado a marchar al exilio en París. En la capital francesa, trabajó como traductor y abogado, fundó el Partido Republicano Progresista, junto a Manuel Ruiz Zorrilla. Una década permaneció con su mujer, Catalina García Pérez, y sus hijos en París hasta que en 1885 pudo regresar a España y recuperar su cátedra gracias a una amnistía decretada por el primer ministro liberal, Práxedes Mateo Sagasta.
Regreso a España
Fue de nuevo diputado en 1886 y de forma ininterrumpida hasta 1907. En este tiempo mantuvo una clara vocación política republicana.Su incesante actividad le llevó a fundar el periódico La Justicia, y a integrarse en el partido Unión Republicana y modificar sus primeras convicciones unitarias por un apoyo al catalanismo moderado, ingresando en Solidaridad Catalana.
Alhama
De salud delicada se hizo construir en su pueblo natal una magnífica villa donde residía mientras tomaba los baños en el balneario de San Nicolás de Alhama, a cuya Comisión de Baños perteneció. Nunca perdió su vínculo con Alhama, participando en sus tradiciones y velando por su futuro.
Relevancia ética
"Siempre puso su imperativo moral, la ética, por delante de otras consideraciones de conveniencia, egoísmo u oportunismo. Su vida fue la renuncia constante de un hombre íntegro, un símbolo de la Institución Libre de Enseñanza y, prueba de ello, la encontramos en su lucha contra la pena de muerte o contra la esclavitud”.
Olvido oficial
Estatua de Salmerón.jpg
Estatua de Salmerón en el centro de Almería

A partir del final de la Guerra Civil, en 1939, el legado político e intelectual de Nicolás Salmerón desapareció casi por completo durante la dictadura franquista. Después de más de cuatro décadas de democracia, en la actualidad y fuera de la provincia de Almería la huella de aquel catedrático de filosofía es más bien escasa.En Almería, un parque, un instituto y una escultura recuerdan su figura, mientras en Alhama, su pueblo natal, una biblioteca recoge su obra.
Premio
Desde el años 2009 se entrega anualmente en Madrid el Premio Nicolás Salmerón de Derechos Humanos, surgido por iniciativa del Ateneo de Madrid y destinado a premiar a personas, instituciones o medios de comunicación que se destaquen en la defensa de los Derechos humanos.
Volver a la página de inicio
Fuentes
Esta reseña biográfica se ha realizado a partir de los datos dispersos que hay de este personaje en diferentes webs de Internet.Editor: Feliciano Robles